963121136- 674714661 (24H)

Valencia (Av. Ausias March 30) info@gescomvalencia.com

Por qué cambiar administrador de fincas en Valencia

Es muy importante saber por qué cambiar administrador de fincas para acabar de inmediato con cuestiones sin resolver y evitar más problemas a la comunidad.

por qué cambiar administrador de fincas

Hay muchas razones por las que vale la pena buscar a un nuevo administrador de fincas. Como sabes muy bien, los motivos pueden ser diferentes. Por ejemplo, relacionados con la forma de comunicar o el trato que reciben los vecinos. En otras ocasiones, por una evidente mala gestión de la comunidad. En último, un cambio se hace necesario por razones extraordinarias o, simplemente, para ahorrar algo de dinero.
En este articulo vamos a presentarte algunos casos sobre por qué cambiar al administrador de fincas.

Cuando y por qué cambiar administrador de fincas

Hay que ser sinceros… No es nada fácil decidir si vale la pena cambiar de administrador. Las tareas de buscar y encontrar a un buen administrador requieren tiempo, paciencia y pueden provocar discusiones entre los vecinos. Siempre aparece la sombra de alguien que quiere favorecer a un amigo o un conocido. Así como, a veces, la decisión de cambiar de administrador es fruto de pequeñas polémicas o roces entre unos vecinos y el mismo gestor de la comunidad.
El consejo que podemos darte es siempre confiar. intentar solucionar eventuales discusiones a través del dialogo. Todos cometemos errores y no es justo condenar a un administrador a menos que no se trate de alguna falta grave, demostrable y evidente. Lo que hay que evitar, evidentemente, es el peligro de un vacío de gestión. Nunca es bueno dejar a la comunidad sin administrador durante un periodo de tiempo demasiado largo.

5 razones para cambiar administrador de fincas

  • 1- Mala gestión de la comunidad. Se trata de la causa más grave que lleva los vecinos a votar para cambiar de administrador. No hablamos solamente de la incapacidad de solucionar los problemas, si no de perjudicar a los vecinos con subidas innecesarias de cuotas, trabajos de dudosa utilidad, hasta el favorecer empresas de construcción, reformas, fontaneros u otros profesionales, relacionables directamente con el administrador.
  • 2- Escaso compromiso. Un administrador que no atiende al teléfono, poco presente y que demuestra poco interés, evidentemente no garantiza el servicio por el que se le paga. Es importante vigilar siempre y verificar su disponibilidad y atención hacia los problemas de la comunidad.
  • 3- Superficialidad. Cambiar de administrador se hace necesario también si los vecinos no están satisfechos con su labor. Un profesional que se olvida de los pagos, omite informaciones, no se presenta a las reuniones o que trata los problemas con superficialidad, no merece seguir en la misma finca, evidentemente.
  • 4- Mejorar la calidad. Seguramente tienes amigos que, como tu, lidian a diario con los problemas de la comunidad. Intercambiando informaciones y confrontando opiniones, puede que sea interesante evaluar un posible cambio, si el nuevo administrador representa una mejora. Sobre todo en términos de servicios ofrecidos y precios. Puede que, con el tiempo, los vecinos lleguen a cansarse de un administrador y es legitimo buscar alternativas que garantizan servicios más rápidos y menos onerosos.
  • 5- Muerte del administrador. Es una condición extraordinaria que puede verificarse, desafortunadamente, y que hay siempre que tener en consideración.
Ahora ya sabes cuando hay que cambiar al administrador de tu finca. Si tienes alguna duda o quieres preguntarnos algo sobre comunidades y fincas, envíanos un correo electrónico: contestaremos de forma gratuita a todas tus consultas.